Staff médico novedades

Lo que necesitás saber

Novedades staff médico

¿Cuánto tiempo deben pasar frente a la pantalla los más pequeños?

Enero 15 del 2019

Ni cuando apareció el primer televisor o la primera computadora nos preguntamos qué conflictos nos ocasionarían. Tampoco -a excepción de algunos académicos- cuestionamos si al utilizarlos generarían modificaciones en nuestro cerebro, adicción o nos hiper-estimularía. Generalmente, al masificarse una herramienta tecnológica, la sociedad la incorpora, naturaliza y queda como “atrapada” por un largo período de tiempo sin poder analizar su relación con ese dispositivo.  Lo mismo pasó y sigue pasando con los smartphones, las tablets y los videojuegos. Sin embargo, los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos se propusieron averiguar si la utilización de los mismos, en menores de edad, podrían modificar su cerebro que aún se encuentra en desarrollo. En una muestra que hicieron a más de 4.500 chicos y chicas, de entre 9 y 10 años, quienes pasaban varias horas al día frente a pantallas, detectaron un “adelgazamiento prematuro de la corteza cerebral o córtex” que es la parte encargada de procesar la información enviada por nuestros cincos sentidos. A través de resonancias magnéticas testificaron las modificaciones, las cuales fueron consideradas como “un proceso de envejecimiento”. Aunque, aclararon que sería temprano para decir si sería perjudicial. Asimismo, detectaron que la utilización de pantallas generaría liberación de dopamina- hormona relacionada al placer- por lo cual se considera que podría generar adicción. De todos los niños y niñas examinados revelaron que, aquellos que pasaron un período mayor a dos horas frente a estos dispositivos habían obtenido peor rendimiento en test de lenguaje y razonamiento. Si bien esta investigación continuará con los años e irá ampliándose, se recomienda que los menores no pasen más de dos horas frente a la pantalla y, en cambio, se aconseja que sean motivados a jugar al aire libre, a hacer deportes y utilizar juegos de mesa o aquellos en que deben ejercitar su creatividad y su motricidad.

Ampliar info >

Tu reloj biológico es más importante de lo que creés.

Enero 3 del 2019

Todos tenemos alguna idea básica de eso que llamamos reloj biológico o ritmo circadiano, pero hasta hace poco no se conocía las incidencias sobre nuestra salud. Todos los días se producen modificaciones a nuestro alrededor, las horas de luz en el día y la oscuridad de noche determinan ciclos, así como las distintas temperaturas. Estas variaciones que ocurren son denominadas “ciclos circadianos”. Nuestro cuerpo se adapta a estas variaciones que transcurren en un período de 24 horas y regula de forma precisa nuestros niveles de hormonas, el metabolismo, la temperatura corporal, el sueño y hasta nuestros comportamientos. Las primeras investigaciones acerca de los ritmos circadianos iniciaron en 1729, cuando el matemático y astrónomo Jean Jacques d´Ortous de Mairanen experimentó con una planta que abría sus hojas durante el día y las cerraba de noche. Al ponerla en total oscuridad observó que la misma continuaba comportándose de la misma forma. Sin embargo, no fue hasta el 2017 que tres científicos estadounidenses, galardonados con el Premio Nobel, descubrieron el funcionamiento de este reloj compuesto por más de 20.000 células nerviosas ubicadas en una región del cerebro. A través de la luz solar, este “reloj” averigua qué hora es y transmite esa información a todo el cuerpo.   ¿Qué pasa si alteramos nuestro reloj biológico? Los fines de semana se suelen alterar nuestros hábitos y nuestro ciclo se ve modificado, de la misma manera que cuando viajamos a un país con husos horarios distintos. Pero, según los investigadores, esto no traería grandes consecuencias, ya que el mayor inconveniente aparece cuando estas alteraciones son sostenidas, es decir, cuando habitualmente nos mantenemos despiertos por la noche y dormimos durante el día. En varias investigaciones se demostró que aquellas personas que interrumpían este ciclo circadiano se encontraban con mayores probabilidades de padecer diabetes, obesidad, colesterol, enfermedades cardíacas y alteraciones en el estado de ánimo. Por este motivo, si sos de las personas que suelen alterar su descanso más allá de los parámetros establecidos, te recomendamos que sigas un plan consciente de sueño y fortalezcas tus hábitos saludables para continuar con tu potencial.

Ampliar info >

Niños en vacaciones: ¿cómo protegerlos del sol?

Diciembre 26 del 2018

Los chicos disfrutan del verano como nadie. Pero, para que toda esa diversión sea completa y se eviten efectos irremediables en su piel, las mamás debemos estar súper atentas a ese gigante que está presente durante todo el día: el sol. Las características particulares de la piel infantil hacen que la prevención ante la exposición solar sea absolutamente vital para que en el futuro los niños no tengan que pagar una factura muy alta.   ¿Por qué es especial la piel de los más chicos? Hasta cumplir los doce años, la piel sufre lo que los especialistas denominan “inmadurez cutánea”, por lo que está incapacitada para cumplir con todas sus labores de autoprotección. El déficit de algunos componentes de los que sí poseen los más grandes son los que hacen que la piel de los chicos sea infinitamente más sensible a las radiaciones de los rayos Ultravioleta (UVA y UVB), así como a las radiaciones de infrarrojos, responsables de las reacciones de hipertermia (aumento de la temperatura del cuerpo). La piel de los niños es, además, más fina, y la secreción sudoral que contribuye a la detoxificación del organismo y a la regulación térmica es irregular. Por todo esto se comprueba que el sol puede resultar excesivamente dañino para la piel de los más pequeños de la familia.   Cómo proteger la piel de nuestros hijos - No debés exponer la piel de los bebés al sol. Esperá a que los niños tengan al menos un año. - Protegé a los niños debajo de una sombra. Son imprescindibles las camisetas y los sombreros o gorras. - Aplicales cremas con un alto factor de protección solar. - Colocales el protector solar al menos media hora antes de la exposición y hacelo de forma abundante por toda la piel. - Hidratalos, dales agua fresca en poca cantidad pero muy a menudo. - Reaplicales el protector solar cada dos horas.   ¿Qué índice de protección debemos utilizar? La recomendación es utilizar protectores solares específicos para niños. Un factor de protección 50 es suficiente para los de piel morena y superior a 70 para los niños rubios y muy blancos. Si el pequeño tiene la piel sensible, necesita un protector solar especial y, además, debe llevar un gorro y una camiseta incluso cuando se está bañando.   Desmitifiquemos Te pasamos un listado de los errores más comunes que cometemos cuando estamos en la playa con los chicos: - Creer que una sombrilla ofrece buena protección. Al contrario, los rayos que la rodean se reflejan directamente en la piel. - Pensar que el cielo nublado es inofensivo. ¡No! Aunque no notes el calor del sol, los rayos nocivos pueden alcanzar la superficie de la tierra a través de las nubes. - Suponer que una piel bronceada ofrece la mejor protección. Aunque una piel se broncee rápidamente, es preferible utilizar un fotoprotector, ya que la melanina únicamente protege de los rayos UVB, pero nunca de los UVA. Si aún tenés dudas sobre el cuidado de la piel de tus chicos, preguntale a tu médico dermatólogo acerca de cuál es la protección más adecuada para su piel.

Ampliar info >

De agua somos

Diciembre 20 del 2018

El agua es vital para el desarrollo de todos los seres vivos que habitan la tierra, y los seres humanos no somos la excepción. Si bien resulta de suma importancia el consumo de agua durante todo el año, durante la época estival debemos prestarle mayor atención e hidratarnos correctamente. A continuación le contamos el por qué de la relevancia del agua y qué debemos hacer para mantener el equilibrio en nuestro organismo. Nuestros cuerpos tienen casi 2/3 de agua y nuestro cerebro es 75% agua. Porcentajes similares se repiten en la composición de nuestros músculos y sangre y hasta nuestros huesos están formados por un 22% de agua. Es ella quien regula la temperatura de nuestro cuerpo, quien transporta nutrientes y el oxigeno a todas las células y quien nos ayuda a respirar, humedeciendo el oxigeno que ingresa en el organismo y ayudándonos a exhalar. Gracias a ella los alimentos se convierten en energía y es esencial para los procesos fisiológicos de digestión, absorción y eliminación de los desechos metabólicos no digeribles. También ayuda a mantener el volumen de sangre y a controlar la presión sanguínea. Si bien el agua es parte de nuestro organismo, no es un elemento estático. Todos los días nuestro cuerpo pierde aproximadamente 2 litros de agua y en simultáneo debemos restituirla para conservar nuestra salud. La ingesta diaria de líquidos nos permite recuperar lo que nuestro organismo va perdiendo y su incorporación  puede ser mediante el agua como tal o a través de los alimentos. Los vegetales, por ejemplo están formados por un 80% de agua, la carne un 65%  y los quesos un 50%, por citar algunos. En épocas estivales como las que se avecinan, debemos cuidar de nuestros adultos mayores y los niños, quienes tienden a deshidratarse con mayor facilidad. Además, a la hora de practicar deportes o exponernos al sol, hay que tener en cuenta que la pérdida de agua será mucho mayor, por lo que la restitución debe ser inmediata. Es necesario recordar que no debemos esperar a tener sed para beber líquido, porque cuando ésta se hace presente ya estamos frente al primer estadío de deshidratación. Consejos para lograr que el agua sea parte de nuestra rutina Tome un vaso de agua o jugo al levantarse en la mañana. Prepare jugos de frutas para hacer más atractiva la ingesta de líquidos en los chicos. Durante el día beba agua constantemente en lugar de hacerlo en grandes medidas cada muchas horas. Tome agua fría. Los líquidos se absorben en el cuerpo más fácilmente cuando están algo fríos, alrededor de los 40 a 60 grados.. Preste atención al color de su orina Si está orinando periódicamente y la misma es de color amarillo claro, está bebiendo suficiente. Si es de color amarillo oscuro, aumente el consumo de líquidos. Lleve siempre una botellita de agua. Continúe bebiendo agua periódicamente durante el día aun cuando no tenga sed. Consuma 1 ó 2 vasos de líquido 30 minutos antes de hacer ejercicio, y agregar al menos medio vaso cada 15 minutos durante el ejercicio. Incentive a todos los miembros de su familia a consumir agua.

Ampliar info >

Manos a las sobras

Diciembre 12 del 2018

Acompañan nuestra vida cotidiana, nos entretienen y comunican, nos ayudan a cocinar, a lavar, a limpiar y hasta a divertirnos. Los creemos imprescindibles y son nuestros favoritos hasta que llega uno nuevo, con funciones cada vez más inteligentes que atrapan nuestra atención y dejan a los otros obsoletos. Estamos hablando de los electrodomésticos y los aparatos tecnológicos, que mientras están en funcionamiento son una gran solución, pero que al momento de desecharlos se convierten en un gran problema. ¿Qué hacemos con estos artefactos cuando se convierten en desechos? Diversos aparatos electrónicos y eléctricos se encuentran tan internalizados en nuestra vida que casi no los percibimos, hasta el momento que pensamos en reemplazarlos, porque se rompió y no se consiguen repuestos para arreglarlos o porque resulta más económico sustituirlos que llevarlos a un servicio técnico. Su vida útil es cada vez más corta y cuando se transforman en chatarra es donde surge el problema de qué hacer con ellos. Desde grandes heladeras y lavarropas, hasta pequeños celulares o reproductores de música portátil, todos van a parar al contenedor de basura sin saber el daño que estamos produciendo, por no tomar conciencia de la contaminación que producen. Según estudios realizados en los últimos años, en Argentina se desechan más de 100.000 toneladas de residuos tecnológicos por año y los aparatos que llevan la delantera son los televisores y los complementos de computadora. Pero sin duda, quienes más presencia tienen en los rellenos sanitarios son los celulares, de los cuales se estima que se descartan por año unos 10 millones de los cuales un 30% termina en el basurero. Estas gigantescas cifras preocupan, debido a que dichos residuos poseen una serie de sustancias contaminantes, que si son mal manipuladas dañan profundamente el medio ambiente, sobre todo el agua. Plomo, mercurio, arsénico son los elementos más conocidos por sus consecuencias nocivas. JUNTOS PODEMOS SOLUCIONARLO No todo está perdido, aún podemos subsanar el problema, tomando conciencia y actuando consecuentemente, ya que la basura electrónica posee muchos materiales que pueden ser reciclados y reutilizados. Esto, no solo colaborará con la reducción de la acumulación y la  contaminación del ambiente, sino  que también permitirá achicar la producción de materia prima —fuertemente relacionada con la explotación minera para la obtención de algunos componentes— y de energía. Por eso, la clave para aminorar este inconveniente es realizar una correcta gestión de estos desechos, descartándolos inteligentemente, evitando que engrosen las montañas de los rellenos sanitarios. Existen en nuestro país ONG, organizaciones públicas, escuelas y hasta empresas privadas que recogen dichos elementos y les dan un tratamiento adecuado para su reutilización o reciclado, por lo que si queremos colaborar con nuestro planeta solo debemos contactarnos con alguna de ellas. COMO LA TECNOLOGÍA, LA SOLUCIÓN ESTÁ TAMBIÉN AL ALCANCE DE NUESTRAS MANOS.

Ampliar info >

Ternura en la enfermedad

Diciembre 5 del 2018

Todos hemos sentido ternura muchas veces, al observar una madre con su pequeño bebé en los brazos, un abuelo con su nieto compartiendo un juego, un cachorro intentando avanzar con pasos vacilantes, en muchas ocasiones se nos presentan imágenes que nos producen ternura, pero ¿qué es la ternura?. Es una actitud cariñosa y protectora hacia alguien, es una actitud que sugiere cuidado, protección, ayuda, donde alguien se siente o se muestra débil e indefenso y otro le brinda la fuerza y la protección con total desinterés y mucho cariño.      Para que un objeto o una persona nos enternezcan, deben ser básicamente cuidables, adorables, tiernos y cariñosos, deben producir sensación de indefensión. En el caso de un enfermo indefenso que necesita cuidado, esta ternura está relacionada con la capacidad del cuidador de sentir ternura, él recurrirá a sus propias experiencias y vivencia de ternura para replicarla con el enfermo. Gestos… Un enfermo es un ser impotente e indefenso desde el momento en que pierde su salud, cuando más invalidantes sean los procesos, mayor será la regresión, hasta llegar a requerir ayuda hasta para las tareas más sencillas. Solemos decir que “se vuelve como un niño” irritable, caprichoso, egocéntrico, pide contacto físico, atención, mimos y caricias, como si estuviera en un espacio diferente. Es en estos momentos cuando el lenguaje de los gestos se vuelve más fuerte, porque un abrazo, una sonrisa, una mirada comprensiva, una caricia, se vuelven la mejor forma de comunicación. De esta manera es como transmitiremos todo el apoyo, protección y cuidado que el enfermo necesita. La importancia del contacto físico se comprueba en los momentos de crisis o de emociones fuertes donde un fuerte y sentido abrazo puede neutralizar una fuerte angustia, compartiendo el sufrimiento y transmitiendo a la vez serenidad, paz y la sensación de no sentirse solo. Familia y ternura Es común escuchar que donde hay un enfermo, toda la familia enferma y esto puede dificultar el cuidado del enfermo o ser un impedimento para la recuperación. En la mayor cantidad de casos la familia es el mejor entorno para la recuperación, aunque podríamos decir que el entorno familiar puede representar el papel de verdugo o víctima ya que puede incrementar el sufrimiento del enfermo con reproches y quejas o convertirse en su contenedor escuchándolo y cubriendo sus exigencias. Una tercera y más sana opción es aquella en la que predomina la ternura. Esto se conseguirá favoreciendo un encuadre placentero, que libere las posibles tensiones y conflictos del paciente. Se logrará si el paciente se siente amado, aceptado y comprendido por el resto de la familia. Pequeños detalles cotidianos: Evitar los ruidos, el desorden, fomentando la limpieza, ayudando al enfermo a cumplir con las prescripciones médicas y adaptando los horarios si fuera necesario. Fomentar el contacto físico, abrazos, caricias, miradas tiernas, todo ayudará a mitigar el dolor. Todas estas actitudes ayudarán una atención integral del enfermo donde todos los involucrados en el proceso se sentirán reconfortados.         

Ampliar info >

Poner el cuerpo en movimiento

Noviembre 28 del 2018

Está comprobado que hacer deportes mejora la calidad de vida, el estado físico y la salud emocional; ayuda a olvidar preocupaciones y a relacionarse con personas de la misma edad. Las razones para comenzar a practicarlos, son muchas y la adolescencia es el mejor momento para sumarlo como un hábito saludable. Les presentamos algunas de ellas, ¡a tomar nota! Contribuye al mantenimiento de un buen estado general de salud: ayuda a estar bien y tener vitalidad, facilitando el buen funcionamiento de todos los órganos y sistemas del cuerpo. Conserva los valores de azúcar en sangre más equilibrados, al tiempo que fortalece los huesos y músculos, aumentando la fuerza y la resistencia. Ayuda a sostener un buen estado de ánimo: cualquier problema o contratiempo se enfrenta con una postura positiva. Practicar deportes con amigos genera momentos de esparcimiento y diversión Reduce el riesgo de sobrepeso y obesidad: evita el sedentarismo y nos mantiene en un peso saludable. Eleva la capacidad de concentración y el rendimiento: ayuda a comprender el proceso para conseguir objetivos, incorporando los conceptos de aprendizaje, sacrificio y esfuerzo. Fomenta la socialización: los deportes en equipo favorecen el compañerismo y reducen la agresividad, aportando herramientas para comprender que hay que dejar de lado las individualidades y crecer junto a los demás. Permite divertirse en familia y pasarla bien: es una oportunidad de ocio sumamente saludable, un “punto de encuentro” para padres e hijos, hermanos, abuelos y tíos. Aumenta la autoestima: brinda mayor seguridad respecto al cuerpo que está cambiando. Algunos adolescentes pueden tener problemas de integración por sentirse demasiado altos, bajos, gordos o delgados. Estas apreciaciones pueden superarse cuando se sienten ágiles, con capacidad para controlar su cuerpo, seguros e integrados en la práctica de un deporte. Produce sensación de bienestar inmediato: gracias a la liberación de endorfinas, que son las hormonas que mejoran el humor, promueven la calma, reducen el dolor y contrarrestan los niveles elevados de adrenalina asociados a la ansiedad, entre otras funciones esenciales para la salud. Previene el sedentarismo y la inclinación por actividades de ocio pasivas: son muchas las alternativas que no suponen ningún tipo de actividad física ni motivación y que, realizadas de forma exclusiva, sin alternar con otras actividades, pueden dar lugar al desencadenamiento de problemas de salud. LOS PADRES, EL EJEMPLO. Los padres deben ser un modelo saludable a seguir por los hijos. Hacer ejercicio, mantenerse activos y planificar salidas familiares estimulantes, proporcionará encuentros intergeneracionales donde prime el afecto, el apego y se compartan experiencias. Para esto, es necesario que ayuden a sus hijos a descubrir una actividad que realmente les guste. Probar distintas opciones hará que elijan la más apropiada para su edad y condiciones. Todos los deportes son recomendables para los adolescentes. Lo importante es que sean constantes y que aprovechen al máximo sus beneficios. Como padres podemos orientarlos para que realicen la mejor elección. En primer lugar, tendremos que ayudarlos a analizar si sus preferencias son acordes con sus cualidades y su constitución corporal. El deporte que elijan no tiene que suponer sacrificios ni sufrimientos, debemos evitar inculcar el interés por “ser el primero o ser el ganador” porque el objetivo del ejercicio debe ser favorecer el desarrollo integral. ¡ALGUNAS RECOMENDACIONES! • Comenzar a hacer ejercicio de forma moderada, para ir aumentando luego la intensidad. • Hidratarse antes, durante y después del ejercicio. • Precalentar y elongar antes y después de hacer deportes.

Ampliar info >

En el agua

Noviembre 23 del 2018

Los meses de calor son los ideales para incursionar en actividades acuáticas, para ponerse en forma, rehabilitar lesiones o simplemente para pasarla bien y relajarse. Ya sea por deporte, entretenimiento o terapéuticamente, los ejercicios en el agua encuentran muchos adeptos, ya que redundan en beneficios tanto para niños, adultos, embarazadas y ancianos; como para personas con capacidades diferentes, motrices o intelectuales.  Esto se debe a que además de ser un muy completo entrenamiento, puede adaptarse a todos, sin importar la edad ni la condición física. La natación y los demás deportes acuáticos suman a los beneficios típicos de otras actividades físicas, la posibilidad de hacer ejercicios de bajo impacto, dado que moviliza todo el cuerpo sin estresar los músculos ni las articulaciones; al tiempo que aumenta la densidad ósea, tonifica la musculación, permite desarrollar resistencia cardiopulmonar, controlar la presión y el sobrepeso, mientras mejora la postura e incrementa la flexibilidad. El espectro de beneficios es amplio debido a que durante el ejercicio en el agua ponemos en funcionamiento más de dos tercios de los músculos que poseemos. Estos deportes se adaptan muy fácilmente a las necesidades de los participantes, permitiendo mayor inclusión. Adultos mayores y personas que poseen algún tipo de limitación física para realizar otros ejercicios pueden practicarlos sin inconvenientes, gracias a que la flotabilidad proporciona mayor libertad.  Pero estas actividades no solo redundan en beneficios para nuestro cuerpo, sino que también colaboran con nuestro desarrollo psíquico y repercuten en nuestro estado anímico. “Estar en el agua” nos ayuda a liberar tensiones, a reducir el estrés, a controlar la ansiedad, a sentirnos más seguros y a elevar nuestra autoestima, gracias a la generación de endorfinas que nos brindan una completa sensación de bienestar. Puede ser un deporte solitario o grupal, pero siempre nos permite entrar en contacto con otros actores, mejorando nuestro relacionamiento con el entorno. Con técnica o no, adaptados o libres, los deportes acuáticos nos están esperando, por lo que “chapotear” será una actividad que no podrá faltar en la agenda de verano. 

Ampliar info >

¡Alimentemos nuestras ganas de bailar!

Noviembre 15 del 2018

El baile es un excelente ejercicio cardiovascular; aumenta nuestra capacidad pulmonar, la flexibilidad y firmeza de los músculos; educa nuestros hábitos posturales entre otros beneficios que acá te contamos. Huesos fuertes, articulaciones lubricadas El baile ayuda en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis. Cuestión a tener en cuenta, especialmente, por las mujeres que hayan pasado la menopausia. Además, mantiene las articulaciones lubricadas, cosa que ayuda a prevenir la artritis Gasto calórico Bailando se queman calorías. Más calorías, cuanto más intenso y rápido sea el baile. Naturalmente, no es lo mismo bailar un vals lento que una salsa frenética. Se nota en la sangre No estamos hablando de pasión, sino de colesterol. Bailar aumenta los niveles del llamado colesterol bueno (HDL) y disminuye los del malo (LDL). A las personas con diabetes, además, les ayuda a controlar el nivel de glucosa en sangre. El cerebro también trabaja Dependiendo del baile, también se hace ejercicio mental mientras se recuerdan los pasos y estamos concentrados para no meter la pata de mala manera. Equilibrio y coordinación Hay que mantener el equilibrio en multitud de posiciones diferentes (según el baile que se practique). Esto ayuda a fortalecer los músculos, disminuyendo la propensión a determinadas lesiones en nuestra vida cotidiana. Y, de paso, se mejoran la coordinación y los reflejos. Interacción social Además de ser un entretenimiento y un estupendo ejercicio físico, el baile puede constituir una oportunidad para relacionarnos con otros, incluso para hacer nuevas amistades. Diversidad cultural El baile une. Personas muy diferentes, de procedencias diversas pueden moverse al ritmo de una misma pieza. Esto abre la mente y expande el espíritu. Feliz, feliz en tu día Gracias al subidón de endorfinas propiciado por el baile estamos de mejor humor y combatimos eficazmente el estrés.

Ampliar info >

Más allá de las flores y los colores

Noviembre 5 del 2018

La primavera es considerada una de las épocas más bellas y maravillosas del año, porque es el momento en que todo comienza a florecer y la naturaleza brota con más fuerza. Pero, a pesar de la belleza que representa, es una estación de transición entre el invierno y el verano, que llega acompañada de alergias y enfermedades derivadas de los cambios de clima. Por esto, es recomendable conocer algunos cuidados durante la primavera que pueden resultar útiles para disfrutar de una buena salud hasta la llegada del verano. A mediados de la primavera es cuando aparece nuevamente el calor, sobre todo luego de meses de frío, lluvia, nieve y mal tiempo. Por eso, es importante cuidarse, y prevenir antes de curar. Algunos consejos para disfrutar de la primavera: Aprovechar la luz solar más a menudo. Permanecer siempre bien hidratado, bebiendo líquido en abundancia. Es recomendable tomar al menos 2 litros de agua al día. También optar por infusiones, tisanas o tés (fríos o helados, por ejemplo, en caso de sentir mucho calor). Practicar ejercicios en las primeras horas de la mañana, o bien por la tarde-noche, para evitar así las horas de mayor calor. Broncearse correctamente, cuidando la piel con protectores solares, evitando las horas de mayor radiación solar, en caso de concurrir a playas o a piscinas. Consultar a médicos especialistas en caso de padecer alergias.

Ampliar info >

Movete y desconectate de la rutina

Noviembre 8 del 2018

Unos minutos de ejercicio son suficientes para reducir los efectos del estrés y corregir los malos hábitos posturales. Hacer una pausa es la clave para mejorar el desempeño y evitar mayores problemas de salud relacionados con el sedentarismo. La actividad física es un factor importante que alimenta la salud corporal y mental de una persona. Por ello, su práctica regular permite reducir malestares, mejorar la calidad de vida y prevenir ciertas enfermedades como diabetes, osteoporosis o síntomas cardiovasculares, etc. En este sentido, el ejercicio disminuye la presión arterial y regula el nivel de colesterol, así como mejora la salud mental evitando el estrés, ansiedad, trastornos depresivos y promoviendo el bienestar y la autoestima. Debido a que pasamos muchas horas en el trabajo, desconectarse de la rutina por breves momentos dentro de nuestra actividad diaria se ha vuelto una interesante oportunidad para disminuir el sedentarismo y sentirnos más vitales. Es muy común que durante el día pasemos muchas horas sentados o de pie, lo que hace que después de un tiempo sintamos molestias o dolores en las piernas, espalda o cuello. Esto es muy habitual en cualquier espacio de trabajo y sucede porque permanecemos mucho tiempo en la misma posición, adquirimos malas posturas al estar sentados o porque pasamos horas frente a una computadora. Muchos son los beneficios que aporta el ejercicio físico en nuestro cuerpo y los aspectos positivos que tiene sobre nuestro sistema orgánico, articular y hormonal. Por ello, aunque sea por unos minutos, pararnos y estirarnos nos ayudará a combatir el estrés y liberar tensiones, aumentar la productividad y recargar energías. Tomate no más de 10 a 15 minutos al día, y comenzá a trabajar la reeducación postural con movimientos para la columna vertebral, espalda y piernas, ejercicios de estiramiento de brazos, cuello y hombros; así como también incorporá actividades de respiración y relajación.

Ampliar info >

¡A hidratarse bien!

Noviembre 2 del 2018

Estar bien hidratados es elemental para tener un desarrollo saludable. El consumo de agua junto con una dieta variada en frutas y verduras aportan energía al organismo. El agua es un nutriente esencial y básico para lograr una buena salud y evitar enfermedades ya que permite que las reacciones del organismo y las funciones corporales puedan realizarse con normalidad. En general, los médicos, recomiendan incorporar al organismo entre 6 y 8 vasos de agua por día para regular la temperatura corporal, evitar la deshidratación y otros malestares como el estreñimiento y problemas gastrointestinales. Sin embargo, en verano, dichas cantidades deberán aumentar notablemente para poder hacer frente a las altas temperaturas. Mantener, diariamente, una botella al alcance de la mano ayuda a eliminar toxinas, nos llena de energía y produce un óptimo funcionamiento del cerebro; además de que trae beneficios para el corazón, la piel, los riñones, las articulaciones y los músculos, entre otros, por lo que resulta clave incorporar el hábito a nuestra vida cotidiana. Algunos consejos para lograr una buena hidratación: - Incluir el consumo de agua a la rutina diaria. - Reemplazar el agua por otras bebidas. - Consultar a un médico cuál es la cantidad de agua apropiada que hay que incorporar según los requerimientos de cada organismo. - Mantener una botella a mano en el día a día. - No esperar a sentir sed para hidratarse. - Acompañar las comidas con bebidas.

Ampliar info >

Estamos en Luján de Cuyo

Noviembre 5 del 2018

Sumamos un nuevo punto de atención en la ciudad de Luján de Cuyo, abriendo las puertas de nuestras oficinas para brindarte el mejor servicio y asesoramiento en cobertura de salud. Formalmente, este nuevo espacio se encuentra ubicado en Mariano Moreno Nº54 de dicha ciudad. Allí podrán encontrarnos cada vez que lo necesiten, de lunes a viernes en el horario de 8 a 17hs.

Ampliar info >

Vitalidad, esa energía que nos lleva lejos

Agosto 31 del 2018

Cuando escuchamos la palabra vitalidad, nuestra mente evoca imágenes llenas de energía y aación. Pero ¿qué podemos hacer para que esta sensación nos acompañe todos los días? Aprender a interpretar las necesidades de nuestro cuerpo y aduqirir algunos simples hábitos saludables, pueden marcar una gran diferenca en nuestra calidadde vida. La alimanetación, la actividad física y el descanso son considerados las bases de la salud porque influyen directamente en las pricipales funciones de nuestro organimso y nos dan la clave para conservar y multiplicar la energía. Los buenos hábitos alimentarios empiezan en la infancia y tienen beneficios a largo plazo, como la reducción del riesgo de presentar sobrepreso y de sufrir enfermedades no transmisibles en etapas posteriores a la vida (como diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerobrovasculares y el cáncer). Aunque la composición exacta de una alimentación equilibrada depende de las necesidades de cada persona, imcorporar el consumo de frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales, junto a la reducción de azúcares, sal y grasas, son buenas recomendaciones para toda la familia. Otra acción altamente beneficiosa para estar llenos de energía es combatir el sedentarismo. La acticidad física regular y en niveles adecuados mejora el estado muscular, cardiorrespiratorio, óseo y funcional. También es fudamental para el control de peso y equiligrio energético. Las caminatas, los paseos en bicicleta y las actividades recreativas al aire libre, pueden ser una buena oportunidad para para cumplir con nuestra cuota diaria de movimiento necesaria para activarnos. El descanso, es una de las claves que no solemos tener en cuenta como fuente de vitalidad. Pese a esto, es bueno tener presente que sueño es una fucnión fudnamenta para mantener a nuestra mente y a nuestro cuerpo alertas, activos y saludables. Prestar atenciñon a la continuidad, duración y profundidad de nuestro descanso, nos permitirá crear el ambiente y las condiciones necesarias para hacer de ese, un momento restaurador. Ahora que tenés las claves de la vitalidad en tus manos, dale a tu cuerpo la energía que necesita, disfrutá con intensidad y ¡llegá donde quieras!....

Ampliar info >

Controles médicos: aliados de la salud

Agosto 29 del 2018

Generalmente solemos asociar la visita al médico con aquellos momentos en los que alguna enfermedad o dolencia nos afecta, olvidando que el encuentro con el profesional puede ser una excelente oportunidad no sólo para recuperar la salud, sino también para cuidarla. Los controles médicos periódicos permiten la detección de enfermedades en forma precoz, dándonos la posibilidad de realizar un tratamiento oportuno si fuera necesario. También en ese momento, podemos recibir sugerencias sobre hábitos de vida que puedan ser perjudiciales para nuestra salud y probablemente, no teníamos en cuenta. Las recomendaciones acerca de los estudios diagnósticos a realizar, no son las mismas para todos y están estrechamente vinculadas a la edad, el sexo y condiciones particulares de cada miembro de la familia. En los niños y adolescentes, además de la detección de posibles enfermedades el control se orienta a evaluar su crecimiento y desarrollo. Es un momento muy importante en el que los padres pueden realizar consultas y solicitar sugerencias para el cuidado y la crianza, ayudando a sus hijos a crecer saludablemente. Durante el período de embarazo, e incluso previo a éste, el seguimiento médico es relevante para cuidar la salud de la mamá y el bebé. En el control preconcepcional se indaga sobre la historia clínica personal y familiar, los embarazos previos y el estilo de vida, dando lugar a realizar tratamientos y cambios de hábitos en caso de ser necesario. Por otro lado, el control periódico durante el embarazo permite conocer su evolución y es fundamental para evitar o tratar complicaciones. En cuanto a los adultos, los hallazgos y antecedentes de cada persona determinarán cuáles son las recomendaciones para prevenir enfermedades. Más específicamente en el caso de las mujeres, los controles indicados por su ginecólogo, son un complemento fundamental para contribuir al cuidado integral de la salud. Es importante recordar que, sí como las recomendaciones profesionales, los hábitos de vida saludables son el primer paso para preservar y favorecer el bienestar de todos los miembros de la familia.

Ampliar info >

Abrimos nuestras puertas

Agosto 29 del 2018

El 7 de septiembre nos presentamos en sociedad e inauguramos formalmente nuestras oficinas ubicadas en AV. San Martín 815, de la ciudad de Mendoza, celebrando la presentación de nuestra nueva opción en salud. Llegamos con un nuevo concepto en salud y buscamos brindar el mejor asesoramiento y servicio en medicina privada, por eso pensamos y creamos un espacio de atención que responde a los estándares de infraestructura y confort para que vos y tu familia sienatan el compromiso que asumimos al cuidar la salud. Combinando creatividad, formas dinámicas y colores vibrantes, nuestra marca representa innovación, respeto, comprimiso y buena energía, ofreciéndoles a cada uno de ustedes Planes de Salud acordes a sus necesidades y el mejor servicio de atención cada vez que lo requieran, garantizando siempre protección y prevención en el cuidado de la salud. Somos Staff Médico, y porque quremos que se seintan bien llegamos con una nueva alternariva en salud y bienestar, contando con el respaldo de SanCor Salud Grupo de Medicina Privada.

Ampliar info >