Staff médico novedades

Lo que necesitás saber

Novedades staff médico

De agua somos

El agua es vital para el desarrollo de todos los seres vivos que habitan la tierra, y los seres humanos no somos la excepción. Si bien resulta de suma importancia el consumo de agua durante todo el año, durante la época estival debemos prestarle mayor atención e hidratarnos correctamente. A continuación le contamos el por qué de la relevancia del agua y qué debemos hacer para mantener el equilibrio en nuestro organismo.

Nuestros cuerpos tienen casi 2/3 de agua y nuestro cerebro es 75% agua. Porcentajes similares se repiten en la composición de nuestros músculos y sangre y hasta nuestros huesos están formados por un 22% de agua.

Es ella quien regula la temperatura de nuestro cuerpo, quien transporta nutrientes y el oxigeno a todas las células y quien nos ayuda a respirar, humedeciendo el oxigeno que ingresa en el organismo y ayudándonos a exhalar. Gracias a ella los alimentos se convierten en energía y es esencial para los procesos fisiológicos de digestión, absorción y eliminación de los desechos metabólicos no digeribles. También ayuda a mantener el volumen de sangre y a controlar la presión sanguínea.

Si bien el agua es parte de nuestro organismo, no es un elemento estático. Todos los días nuestro cuerpo pierde aproximadamente 2 litros de agua y en simultáneo debemos restituirla para conservar nuestra salud.

La ingesta diaria de líquidos nos permite recuperar lo que nuestro organismo va perdiendo y su incorporación  puede ser mediante el agua como tal o a través de los alimentos. Los vegetales, por ejemplo están formados por un 80% de agua, la carne un 65%  y los quesos un 50%, por citar algunos.

En épocas estivales como las que se avecinan, debemos cuidar de nuestros adultos mayores y los niños, quienes tienden a deshidratarse con mayor facilidad. Además, a la hora de practicar deportes o exponernos al sol, hay que tener en cuenta que la pérdida de agua será mucho mayor, por lo que la restitución debe ser inmediata. Es necesario recordar que no debemos esperar a tener sed para beber líquido, porque cuando ésta se hace presente ya estamos frente al primer estadío de deshidratación.

Consejos para lograr que el agua sea parte de nuestra rutina

  • Tome un vaso de agua o jugo al levantarse en la mañana.
  • Prepare jugos de frutas para hacer más atractiva la ingesta de líquidos en los chicos.
  • Durante el día beba agua constantemente en lugar de hacerlo en grandes medidas cada muchas horas.
  • Tome agua fría. Los líquidos se absorben en el cuerpo más fácilmente cuando están algo fríos, alrededor de los 40 a 60 grados..
  • Preste atención al color de su orina Si está orinando periódicamente y la misma es de color amarillo claro, está bebiendo suficiente. Si es de color amarillo oscuro, aumente el consumo de líquidos.
  • Lleve siempre una botellita de agua. Continúe bebiendo agua periódicamente durante el día aun cuando no tenga sed.
  • Consuma 1 ó 2 vasos de líquido 30 minutos antes de hacer ejercicio, y agregar al menos medio vaso cada 15 minutos durante el ejercicio.
  • Incentive a todos los miembros de su familia a consumir agua.